Estos sistemas tienen como misión garantizar un abastecimiento de electricidad autónomo (independiente de la red eléctrica pública) de consumidores o viviendas aisladas. Estas instalaciones no tienen ninguna limitación técnica en cuanto a la potencia eléctrica que puede producir; solamente motivos de economía y rentabilidad establecen una acotación al número de módulos y acumuladores a instalar.

¿Qué aplicaciones son las más factibles a nivel doméstico?

  • Pequeñas instalaciones de iluminación en viviendas (exterior e interior).
  • Instalaciones para bombear agua de pozos o riego autónomo.
  • Instalaciones en viviendas en las que económicamente es más viable implementar una instalación autónoma que realizar la conexión a la red general, normalmente por lejanía de esta.

Contactenos para mayor informacion

[contact-form-7 404 "Not Found"]